Tuvalu se convierte en el segundo Estado en pedir un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles

Por: Rosa Rivas
Fuente: Fossil Fuel Non-Proliferation Treaty 

SHARM EL SHEIKH – Hoy, Tuvalu se ha unido a sus vecinos del Pacífico, Vanuatu, para pedir a otros Estados nación que desarrollen un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles, un mecanismo internacional propuesto para regular eficazmente la producción de combustibles fósiles y allanar un camino claro y justo para el cambio a las energías renovables con el fin de cumplir el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5ºC.

 

Durante su discurso oficial en las Conversaciones sobre el Clima de la ONU en Sharm El-Sheikh, el Primer Ministro Kausea Natano subió al escenario principal de la sesión plenaria y declaró: “Todos sabemos que la principal causa de la crisis climática son los combustibles fósiles. Tuvalu se ha unido a Vanuatu y a otras naciones en la petición de un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles para orientar nuestro modelo de desarrollo hacia las energías renovables y una transición justa lejos de los combustibles fósiles”.

 

El apoyo de Tuvalu a la propuesta de No Proliferación de Combustibles Fósiles se suma a una ola de impulso reciente a la propuesta que fue respaldada por el Parlamento Europeo, el Vaticano y la Organización Mundial de la Salud en los últimos meses.

 

Mientras Tuvalu se enfrenta a la posibilidad de que sus islas desaparezcan, el discurso del Primer Ministro se produce con el telón de fondo de que las pérdidas y los daños son una cuestión central para las negociaciones sobre el clima de la COP27, que los expertos esperan que no haga más que aumentar con cada fracción de calentamiento. Los combustibles fósiles son la principal causa de estas pérdidas y daños, ya que el carbón, el petróleo y el gas son los responsables del 86% de las emisiones de CO2 de la última década.

 

Tzeporah Berman, presidenta de la Iniciativa del Tratado sobre Combustibles Fósiles, ha declarado:Vanuatu y Tuvalu son los primeros países que piden un nuevo tratado que acompañe al Acuerdo de París para ajustar la producción de petróleo, gas y carbón a un presupuesto global de carbono. Recordaremos esto en la historia como el momento de ajuste de cuentas con la sobreproducción que está bloqueando más emisiones y nos impide doblar la curva.

 

Harjeet Singh, responsable político de la Red Internacional de Acción por el Clima, dijo: “Los grandes estados oceánicos han ejercido un gran liderazgo en la elaboración de políticas internacionales. Los grandes estados oceánicos impulsaron el objetivo de 1,5C, han presionado para que se compensen las pérdidas y daños, y ahora están impulsando un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles. Este es el siguiente paso necesario en la política climática internacional para la justicia climática”.

 

Sin embargo, el mundo está en vías de producir más del doble de combustibles fósiles de lo que correspondería para limitar el calentamiento a menos de 1,5ºC. En este contexto, se ha generado un importante impulso en favor de un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles como mecanismo internacional que podría complementar el Acuerdo de París gestionando una transición justa a nivel mundial para abandonar el carbón, el petróleo y el gas.

 

El anuncio de Tuvalu refleja el liderazgo del Pacífico que ha sido esencial para la política climática internacional durante décadas, habiendo defendido la necesidad de justicia y equidad dentro de la Convención Marco de la ONU, su Protocolo de Kioto y, más recientemente, ayudando a asegurar el objetivo de 1,5ºC dentro del Acuerdo de París.

 

En el caso peruano, los más de 50 años de explotación petrolera en el Perú han significado despojo de territorios indígenas y comunidades locales, degradación de ecosistemas e impactos en las formas de vida, salud, economía y alimentación de la población. La explotación de hidrocarburos en el país ha dejado 3200 pasivos ambientales, además los territorios de costa y Amazonía han sufrido más de 1000 derrames sólo entre 1997 y 2021. Pese a esto, desde el legislativo se promueven iniciativas para extender las concesiones de petróleo por 40 años, generando preocupación por el cumplimiento de los compromisos climáticos que Perú adoptó ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

 

El Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles propuesto sería un marco internacional que complementaría el Acuerdo de París regulando la producción de combustibles fósiles con el objetivo de (1) detener la expansión de cualquier nuevo carbón, petróleo y gas (2) reducir la producción actual de combustibles fósiles en línea con 1,5ºC y (3) apoyar y financiar suficientemente una transición global hacia la energía renovable donde ningún trabajador, comunidad o país se quede atrás.

 

Además del reciente apoyo de los Estados nacionales, el llamado para un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles ha sido respaldado por más de 70 ciudades y gobiernos subnacionales de todo el mundo, como Londres, Lima, Los Ángeles, Calcuta, París y la Asamblea Legislativa del Estado de Hawai. Los tres pilares de la propuesta han sido apoyados por 101 premios Nobel, más de 500 parlamentarios, 3.000 científicos y académicos, así como 1.800 organizaciones de la sociedad civil.

 

El llamado de Tuvalu a favor de un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles durante la COP27 es el siguiente paso para conseguir un apoyo diplomático formal a la propuesta. Momentos similares fueron fundamentales en el camino legal hacia los tratados para gestionar las amenazas de las armas nucleares, las sustancias químicas que agotan la capa de ozono y las minas terrestres.

Sobre la Iniciativa del Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles

 

La Iniciativa del Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles está impulsando la cooperación internacional para poner fin al desarrollo de nuevos combustibles fósiles, eliminar gradualmente la producción existente dentro del límite climático acordado de 1,5°C y desarrollar planes para apoyar a los trabajadores, las comunidades y los países que dependen de los combustibles fósiles para crear medios de vida seguros y saludables. Ciudades como Vancouver y Barcelona ya han respaldado el Tratado y otras están considerando la posibilidad de presentar mociones de adhesión. Cientos de organizaciones que representan a miles de personas se unen al llamamiento a los líderes mundiales para que detengan la expansión de los combustibles fósiles.

 

 

Contactos con medios:

 

Augusto Duran Duran

Coordinador de la campaña en MOCICC (Lima)

aduran1515@gmail.com +51 974628390

 

Jemma De Leon

Communications Strategist, Fossil Fuel Non-Proliferation Treaty (Sharm El Sheikh)

jemma@fossilfueltreaty.org +1 909 536 9714

 

Viviana Varin

Senior Communications Associate, Fossil Fuel Non-Proliferation Treaty (Paris)

viviana@fossilfueltreaty.org +33 663 486 267

¡Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¡Comenta!

Lo más reciente

Tuvalu se convierte en el segundo Estado en pedir un Tratado de No Proliferación de Combustibles Fósiles
Líderes amazónicos llegan a Lima en búsqueda de atención a los daños en sus comunidades generados por los derrames en la Amazonía
Llamado histórico para un tratado que ponga fin a la era de los combustibles fósiles
Lima, la primera capital de América Latina en sumarse al Tratado de no proliferación de combustibles fósiles
Manifestación frente al Ministerio de Relaciones Exteriores para exigir apoyo al Acuerdo de Escazú