Amazonía

Amazonía y cambio climático

El 60% del territorio nacional es amazónico y es hogar de 51 pueblos indígenas

El 55% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero – GEI provienen del suelo y cambio de uso de suelo; es decir de la deforestación y degradación de los bosques para otras actividades.

Según el portal Geobosques entre 2000 y 2020 se perdieron 2 636 585 hectáreas de bosque en el Perú. Siendo el 2020 el año con la mayor pérdida de bosques, con 203 mil hectáreas perdidas.

El extractivismo y el cambio climático están afectando la salud y la forma de vida de las comunidades indígenas.

Promover nuevas prácticas para adaptarse al cambio climático

Los pueblos originarios han habitado el territorio amazónico por miles de años, interrelacionándose con el bosque y preservándolo por ser su fuente de vida, alimento, cultura y cosmovisión.

Diversos estudios han demostrado que la deforestación en territorios indígenas es menor que en los territorios de propiedad privada o de gestión estatal. En un escenario de cambio climático, se destaca que el 30.98% del carbono forestal almacenado en Latinoamérica se encuentra en territorios indígenas, según un estudio de RRI.

Sin embargo, los territorios indígenas son objeto de constantes amenazas, tanto legales como ilegales. Los planes y proyectos estatales que amenazan los derechos y generan deforestación y contaminación, se suman a actividades ilegales como minería, tala, cultivos hoja de coca, entre otros. Provocando pérdida de bosques, inseguridad territorial y violencia contra defensores y defensoras.

Las políticas públicas de desarrollo mal enfocadas y las economías criminales han provocado una gran pérdida de bosques y biodiversidad amazónica. En este escenario, el rol climático de la Amazonía que es clave para el funcionamiento del planeta corre riesgo de perderse y aumentar la crisis climática.

Propuestas claras

Los pueblos indígenas amazónicos están organizados para resistir las presiones territoriales, los efectos que trae la crisis climática sobre sus territorios y evitar el punto de no retorno en la Amazonía.

Entre las propuestas destaca la búsqueda del reconocimiento integral de sus territorios para gestionarlos en base a sus modelos de gobernanza ancestral. Este es el caso de los wampis, awajún, achuar, entre otros.

Reconocer y respetar los derechos indígenas al territorio y los conocimientos ancestrales frente al cambio climático, garantizará también la supervivencia de millones de personas y la protección de gran biodiversidad.

Es necesario que el Estado y la sociedad reconozca el territorio indígena de manera integral y deje de ver la Amazonía como una fuente inagotable de recursos; garantizando así la vida del planeta.

¿Qué buscamos?

Contribuir a la difusión y entendimiento de las propuestas territoriales y frente al cambio climático de los pueblos amazónicos. En especial sobre el territorio integral de los pueblos indígenas amazónicos Awajún y Wampis.
Impulsar la articulación de movimientos urbanos con la defensa de la Amazonía para enfrentar el cambio climático.
Difundir la importancia de los derechos territoriales indígenas, sus demandas y propuestas.